viernes, 19 de abril de 2013

Limpiando el correo para ser productivo

Para mi, la gestión diaria del correo electrónico es una tarea fundamental para poder ser productivo. Hace tiempo que conseguir dejar de depender del correo, de la lista de los malos hábitos en la gestión del correo los tenía todos. Ahora estoy consiguiendo poco a poco pasar a manejarlos de forma un poco más inteligente. Pero eso ya os lo contaré otro día. El problema que estoy manejando ahora es la suscripción a newsletter, de esos que te mandan novedades (o cosas no tan nuevas por correo).

Con el tiempo, servicios a los que estaba suscrito han dejado de interesarme, al menos de forma tan crítica como para querer recibirlos por correo. Así que cada vez que detecto un correo de estos, trato de darme de baja del boletín (esa era la palabra, que no me salía el nombre en español).

¿Cuál es el problema? que hay boletines que no tienen un enlace para darse de baja o aunque lo tengan, no funciona (pensando bien) o directamente no hacen caso. Incluso puede ser peor: hay servicios que lo usan como comprobación de que es una cuenta activa y entonces lo mantienen.

En cualquier caso, lo que estoy haciendo es, si no puedo darme de baja de una forma simple o si dándome de baja sigo recibiendo correos, directamente informo a gmail de que es spam. A partir de ahí,  adiós a los boletines.

Así que, responsables de comunicación de las empresas que hacen caso omiso de las bajas: que sepan que Google está marcando sus comunicaciones como correo no deseado, con las consecuencias que eso pueda tener para su actividad de SEO.