miércoles, 4 de julio de 2012

Un receso veraniego

Bueno, eso mismo es lo que pensé el año pasado: un receso y el curso que viene me pongo otra vez con el blog que lo tengo abandonado. Pero ha pasado este curso y sigo igual :-(

Realmente ha sido un año complicado y me he metido en demasiadas cosas que me han quitado el poco tiempo que tenía disponible y el blog ha sido una de las cosas que más se ha resentido. Trataré de organizarme mejor para el curso que viene y de recuperar las buenas costumbres.

Quizá al final publique algo estos días antes de que acabe el mes y en septiembre prometo volver con las pilas puestas y la agenda organizada.