jueves, 24 de noviembre de 2011

Viernes negro: se aprueba la Ley Sinde

Realmente, eso si que es un motivo para que el día 25 sea un viernes negro: la aprobación en el congreso (no se merecen que lo escriba con mayúsculas) de la llamada Ley Sinde por la puerta de atrás, como una disposición adicional de una ley que no tiene nada que ver con Internet (la Ley de  Economía Sostenible). Son los últimos coletazos de un gobierno que ha legislado sobre internet a favor del lobby de la industria de contenidos, es decir, de unos señores  que ganan dinero a costa del trabajo de otros.

Por que no nos engañemos, esto no tiene nada que ver con los artistas. La mayoría ha vendido sus  derechos a sus respectivas compañías y son éstas las que se ven perjudicadas por la piratería. Quien no cobra por los discos que se descargan no es el autor, sino la SGAE y otras compañías de gestión de derechos, que luego reparten esos ingresos de forma caprichosa... bueno, lo que se reparte, que como se está demostrando no es ni mucho menos todo  lo que se recauda.

La Ley Sinde fue uno de los desencadenantes del #nolesvotes. Aunque no lo parezca, sí que ha tenido un efecto visible en los resultados de estas últimas elecciones, pero a todas luces no ha sido suficiente. Y ahora viene un gobierno que puede aplicar el rodillo a todo lo que le plazca y con unas perspectivas de futuro en cuanto al tema de los  derechos (de autor y de ciudadanos  con acceso a la cultura) nada halagüeñas.... para nosotros, claro.

Noticias relacionadas