viernes, 31 de octubre de 2008

Internet interplanetaria

Esta mañana estaba grabando unos polimedias hablando de redes y acabo de descubrir un proyecto interesante: Internet Interplanetaria. ¿Te parece pequeña una red de área extensa que cubra toda la Tierra? Pues no te preocupes, porque ahora podrás tener aceso a Internet en tu próxima visita a la Estación Espacial Internacional o a las colonias de Marte. 
Y es que las comunicaciones espaciales son un problema por el retardo que se produce: las distancias entre los planetas son tan grandes y tan variables que un mensaje de de radio entre la Tierra y Marte (por ejemplo) puede tardar entre 3 y 40 minutos. Y además como los planetas tienen la mala costumbre de girar sin parar, en ocasiones el emisor y el receptor no se "ven", con lo que la comunicación se interrumpe.


Para solucionar todos estos problemas, se propone un nuevo protocolo: el disruption-tolerant networking protocol (DTN) que permitiría mantener las comunicaciones  en semejantes entornos. Aquí tienes una entrevista realizada a Vinton Cerf (en inglés), uno de los padres de Internet, en la que explica este proyecto.

La idea fundamental es disponer de un sistema que utilice los protocolos actuales de Internet para las comunicaciones "locales": en un planeta o dentro de una nave, pero emplee estos nuevos protocolos para las comunicaciones interplanetarias. En principio, sin tener que instalar infraestructuras en órbita (de ahí los problemas de visibilidad). 

Hmmmm.... ¿Pedro Duque estará en Twitter?

Para  ampliar información y que veas que esto va en serio, aquí tienes algunos documentos técnicos:

martes, 21 de octubre de 2008

Instalación de VirtualBox

Esta es la primera de una serie de anotaciones para explicar la instalación de Linux en un ordenador. De todas las opciones disponibles, el uso de una máquina virtual puede que sea el mejor compromiso entre simplicidad de instalación y eficiencia si lo que queremos es probar Linux durante un tiempo. Desde luego, para usarlo de forma continua es mejor una instalación "completa".

Una máquina virtual es una especie de ordenador virtual dentro de tu propio ordenador. Te proporciona un ordenador "en blanco", limpio, sin nada instalado que puedes ejecutar como si fuera un programa más. Debes empezar instalando un sistema operativo y sobre él cualquier programa que necesites. Ten en cuenta que el rendimiento es inferior, así que no le exijas demasiado. Entre las máquinas virtuales más conocidas puedes encontrar VMWare, Parallels (para Mac) y nuestra propuesta: VirtualBox. Un software que recientemente ha comprado Sun pero manteniendo su licencia de código libre. A continuación te explicaré como crear una máquina virtual para instalar Ubuntu.

La instalación de VirtualBox es muy sencilla. En primer lugar, descárgate la versión de VirtualBox para tu sistema operativo (el que tienes instalado ahora): Windows, Linux o Mac OS X-sólo para los macs con Intel-. Es lo que se llama el sistema operativo anfitrión. Una vez descargado, instálalo como un programa normal y luego ábrelo.

Verás una ventana como esta donde lo único que podemos hacer es crear una nueva máquina virtual. Se trata de reservar los recursos necesarios de tu ordenador (memoria y espacio en disco principalmente) que usará la máquina virtual para ejecutarse. Bueno, pues lo dicho: pulsa Nueva.
El siguiente paso es dar un nombre a la máquina virtual (para identificarla si tienes más de una) y seleccionar el tipo de sistema operativo que vamos a instalar en ella. En nuestro caso, selecciona Ubuntu en la lista desplegable y escribe el nombre que quieras.

Después tienes que reservar parte de la memoria del ordenador para la máquina virtual. Con 256 mB es suficiente para ejecutar Ubuntu, siempre que te quede al menos otros 256 mB para Windows. Para un uso esporádico o simplemente probar Ubuntu, no merece la pena pasar de 512 mB de memoria. Puedes fijar la cantidad de memoria a utilizar desplazando la pestaña o escribiéndola directamente en el cuadro de texto.

A continuación tendrás que reservar una parte del disco para Ubuntu, todas las aplicaciones que vayas a instalar en Linux y todos los datos que quieras guardar. Para ello tendrás que crear una unidad de disco virtual. Pulsa sobre Nuevo para "crear" el disco (realmente será un archivo más) y sigue los pasos del asistente.

Te recomiendo que uses la opción de "Imagen de expansión dinámica". Eso quiere decir que irá ampliando el tamaño de la unidad virtual cuando le haga falta, hasta el límite que hayas establecido. Así no ocupará más de lo necesario.

Con 8 gB es suficiente para todo e incluso en 6 gB. Prácticamente es la configuración de los netbooks y Linux funciona perfectamente en ellos. Yo no lo intentaría por debajo de los 4 gB.

Sigue pulsando "Next>" hasta que acabes y ya tendrás una máquina virtual vacía lista para instalar Ubuntu sobre ella. Aparecerá la máquina en la lista de la izquierda con el nombre que le hayas dado (la mía se llama Ubuntu) y a la derecha puedes ver sus características. Si quieres personalizar el resto de opciones, hay que seleccionar la máquina virtual y pulsar sobre Configuración.
Por ejemplo, tendrás que hacer eso para poder usar la unidad de CD/DVD o para montar la imagen de un disco (ya te explicaré qué es eso y cómo se hace). Te hará falta para instalar el sistema operativo.

Pero eso lo dejo para otro día.

Liberado el código fuente de Android

Por fin ha llegado el día. El código fuente de Android, el sistema operativo que Google (y el resto de la Open Handset Alliance) ha creado para móviles, ya puede descargarse. Es el pistoletazo de salida para que se pueda integrar en cualquier otro dispositivo, no sólo teléfonos. Dentro de unas semanas, unos meses  a lo sumo, veremos todo tipo de dispositivos con su propia versión de Android.


Por el momento, los dispositivos de domótica son los que tienen más puntos. Pero no creo que sean los únicos. Sin duda, en este caso les van a ganar la mano a Apple, porque controlar tu casa se podría hacer ahora fácilmente con Android y es realmente difícil para iPhone. Política de empresa lo llaman. 

Atención, porque en breve empezará un dura guerra por el sistema operativo de bolsillo.

domingo, 19 de octubre de 2008

Blechtley Park

Detrás de este nombre se esconde un lugar clave en la historia de la Informática. Hace algunos días vimos en clase cómo nacieron los ordenadores y cómo han ido evolucionando (realmente muy poco) hasta nuestros días. Y en estos 60 años de historia hay un lugar fundamental: Bletchley Park.

Por este edificio pasaron durante la Segunda Guerra Mundial algunos miles de científicos, trabajando en técnicas para descifrar códigos. Y en este edificio se contruyó uno de los primeros ordenadores, el Colussus Mark I, con el fin de descifrar los códigos generados por un ente casi diabólico: la máquina Enigma, que trajo de cabeza a los servicios secretos.

Hoy Blenchtley Park es un museo y un lugar e peregrinaje para todo hacker que se precie. ¿Se te ocurre un sitio más geek para celebrar tu boda?

Para leer más
Actualización 8 nov: Finalmente se ha conseguido salvar Bletchley Park gracias a aportaciones de donantes que garantizan la continuidad del museo durante los próximos años (vía Microsiervos). Hmmm ¿será que no se celebran suficientes bodas? ¿A qué me suena esto?

Noticias relacionadas

Recuperar discos en Fat32

Es el problema de los discos externos portátiles: tanto enchufar y desenchufar que al final los ordenadores no los detectan y acaban diciendo "El disco de la unidad X: no tiene formato. ¿Desea darle formato ahora?" ¡no, por Dios! Pero claro, he probado en Windows, Linux y Mac y en todos me dice que lo que tengo es un ladrillo. Menos mal que San Google me ha vuelto a echar una mano.

Normalmente eso ocurre porque de alguna forma se ha eliminado la Fat del disco: una especie de índice para localizar tolos los archivos y carpetas que contiene. Sin esa información el disco resulta ilegible para el ordenador, ya que se convierte en una montaña de ceros y unos sin ningún significado.

La respuesta libre, gratuíta, fiable y multiplataforma esta vez se llama TestDisk. Si, lo sé, un poco feo, sin ventanitas ni florituras, pero hace exactamente lo que tiene que hacer: que el ordenador vuelva a reconocer el disco.

Y estas cosas funcionan porque realmente no se ha borrado nada del disco. Los datos siguen etando ahí, simplemente que no sabemos dónde empieza y donde acaba cada fichero.

Importante: no hagas nada antes de recuperar el disco y sobre todo no lo formatees ni hagas fdisk o cosas por el estilo. Muchas veces se pueden recuperar, pero ya que eres (somos) algo manazas, no se lo pongas más difícil aún.

viernes, 10 de octubre de 2008

Al fin WiFi en Ubuntu 8.10

Desde que actualicé mi Ubuntu a la nueva versión 8.10, Interpid Ibex, estaba sin WiFi en el portátil. Y eso era algo delicado, sobre todo con un viaje a Lisboa y el deadline de un congreso en puertas. Así que me he remangado y me he puesto a la faena.

Todavía no sé muy bien cuál era el problema, pero si la solución para mi tarjeta WiFi (Intel ipw2100). Básicamente, al actualizar se ha borrado algo importante y me ha costado unos cuantos días encontrar qué había perdido y cómo arreglarlo.

Básicamente, se trata de un problema con el NetworkManager nuevo. Si lo instalas a partir de cero no hay problemas, pero al actualizar Ubuntu desde una versión anterior borra todas tus configuraciones de red y parece ser que algo más.

En mi caso, la solución ha sido actualizar el firmware de la WiFi. Los pasos que he seguido han sido estos:

  1. localizar el firmware actualizado de la ipw2100. Puedes descargarlo de http://ipw2100.sourceforge.net/firmware.php?fid=4 (pincha sobre 'I Agree' al final de la página)
  2. abre un terminal: menú Aplicaciones > Accesorios > Terminal
  3. si por defecto descargas los ficheros al escritorio, teclea
    cd Escritorio
    (o la ruta a la carpeta que contenga el fichero descargado)
  4. descomprimelo con
    tar -zxvf ipw2100-fw-1.3.tgz
  5. mueve todos los ficheros a la carpeta que contiene los ficheros de firmware. Teclea
    sudo mv *.fw /lib/firmware
  6. introduce tu contraseña (la de tu usaurio) cuando de preguente
  7. reinicia el ordenador. Al arrancar detectará de nuevo todas las redes
Imagino que estas mismas instrucciones servirán para cualquier otra tarjeta. Simplemente busca el firmware de tu modelo.

jueves, 9 de octubre de 2008

Ya están aquiiiii

¿Nuevos portátiles de Apple? ¿a quién le toca? ¿MacBook, Pro, Air? ¿o todos? Paciencia, que el próximo martes lo sabremos. Les ha costado, pero al final hay evento oficial para presentar algo nuevo. Y por la foto no hay dudas.

Se desata la máquina de rumores, aunque todo apunta a un nuevo proceso de fabricación (iBrick) que permite fabricar portátiles metálicos de una sola pieza (como esta o esta) a un coste menor. La consecuencia: portátiles desde $800 (deberían ser 600€, pero ni de broma).


Mi carta a los reyes es un MacBook de aluminio de 12", con 2 gB de memoria,  con teclado retroilumando, multitouch y sin DVD; todo por 900€. Y un iPod de regalo, claro. Hasta me sobraría un poco de los corticoles que nos da la universidad para algún otro capricho (una time capsule quizá).

¿Alguna apuesta?

(vía MacUser)