viernes, 8 de febrero de 2008

Solidaridad con Genbeta

En primer lugar, disculpas por tardar tanto en pasarme por aquí. No, no es que desde que soy un chico Mac ya no me junto con el resto de los mortales... ni que no sea capaz ni siquiera de conectarme con mi blog (bueno, al principio un poco ;-). Es más una cuestión de trabajo; y es que el mes de enero ha sido muy malo... y febrero no parece que vaya mucho mejor.


Pero el motivo de este post es algo relacionado con una especie de solidaridad blogosférica. Esta mañana me he enterado de que Genbeta, un blog sobre chacharrería de Weblogs S.L., lleva algunos días fuera de servicio por culpa de un ataque deliberado como consecuencia de una anotación que no ha querido retirar.

La historia es más o menos esta: hace un tiempo, genbeta publicó una anotación advirtiendo de los peligros de proporcionar las claves del MSN a ciertos servicios sospechosos, titulado ¿Quieres saber quién te tiene no admitido/eliminado en el MSN? Pues no des tus contraseña a desconocidos (y tampoco a conocidos, añadiria yo). Esta entrada empezó a aparecer en la cabeza de los resultados de Google y los servicios que aparecían mencionados se molestaron bastante. Tanto que llegaron a amenazar por email para que retiraran la anotación. Y como, por supuesto, la anotación siguió allí, esta pandilla de cafres (por ser finos) procedieron a boicotear a Genbeta.

Bueno, pues además de desear que arereglen la situación cuanto antes, y para contribuir a la difusión de esa información, os copio aquí el mensaje de la discordia:

Parece mentira que después de tanto tiempo (¡años ya!) del invento de este fraude todavía haya gente que siga cayendo en él. Es muy simple, y seguro que muchos lo conocéis, simplemente se trata de páginas que ofrecen el servicio de mostrarte quién te tiene como no admitido o te ha eliminado del mésenyer a cambio de que les des tu datos de conexión, es decir, tu usuario y contraseña. Creía que este negocio ya estaba más que muerto, pero hoy mismo un par de contactos míos me han saltado con la típica ventanita que me acceda a una de esas páginas para que me lea el futuro.

Como norma general, dar la contraseña de tu correo a alguien que no pertenezca a tu familia ya es un suicidio tecnológico, y en este caso sería como darle la contraseña de tu tarjeta de crédito a una persona desconocida para que te muestre el dinero que tienes. ¿Quieres saber qué es lo que hacen? La mayoría de páginas, después de mostrarte esa información, se conectan a tu cuenta varias veces al día para molestar a todos tus contactos con spam descarado. Lo que es peor, esto puede colapsar tu cuenta y no sería raro que la perdieras para siempre, o al menos que la conexión sea pésima. Así que ya sabes, no des tu contraseña a ningún sitio web, o atente a las consecuencias.

Pero claro, ¡tú quieres saber quién te tiene como no admitido! Sorpresa: esos sitios, además de ser peligrosos, no funcionan. Microsoft cambió hace tiempo el protocolo para que los servidores de msn no difundieran esta información. Antes sí podías, pero ahora mismo ni siquiera puedes saber el estado de otra persona sin que ella te invite/admite o sin saber la contraseña de la cuenta (sin cambiar la configuración de la cuenta). Sin rebuscar demasiado, algunos sitios fraudulentos que siguen esta práctica serían: blockoo.com, scanmessenger.com, detectando.com, quienteadmite.info, checkmessenger.net, blockstatus, etc… Todos ellos son potenciales phishing, y ninguno funciona más allá de recolectar cuentas de correo.

Disculpad los lectores avanzados que ya habéis dejado atrás este tipo de engaños facilones hace mucho tiempo, pero es que hoy me he vuelto a conectar al messenger por obligación y me he dado cuenta de que las cosas han cambiado muy poquito.

Acualización 16.55: Un extracto del mensaje "amenazante" No sé si es de coña... pero casi lo parece (vía Humor Gráfico).

Actualización 09-feb.: parece que Error500 y Menéame han sufrido la misma suerte. Cuidadín, cuidadín...

(fuente: Weblogs, vía Abadía Digital)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada