jueves, 1 de marzo de 2007

Parallels Coherence: aplicaciones Windows en un Mac

La nueva versión de Parallels para MacOS X anuncia el principio del fin de los sistemas operativos múltiples y un paso más hacia la verdadera virtualización. Con Parallels Coherence se puede ocultar el escritorio de Windows, dejando únicamente visibles las ventanas de las aplicaciones como una ventana dentro de MacOS.

Pero todavía es necesario arrancar Windows. No son aplicaciones de Windows corriendo en un Mac, como podemos hacer con Wine para ejecutarlas en Linux. Pero pienso que no es más que cuestión de tiempo.

Personalmente, no creo que Apple tenga demasiado interés en proporcionar acceso a las aplicacione de Windows. La posibilidad que ofreció con Boot Camp le ha permitido arañar muchos usuarios que no se atrevían a cambiar a Mac por perder todas sus aplicaciones y la experiencia que habían conseguido con Windows. Y con eso muchos habrán experimentado qué es tener un Mac y sin duda habrán ido arrancando cada vez menos con su XP.

Si yo tuviera un Mac, sólo necesitaría Windows para jugar como un loco compulsivo ejecutar algunos programas importantes que no están disponibles en Mac (no se me ocurre ninguno, pero bueno). Entonces ¿por qué tengo que arrancar un sistema operativo completo para lanzar un mísero programa? Sobre todo teniendo en cuenta el consumo de recursos que conlleva: en el caso de Windows Vista, unos 500Mb de RAM.

Una razón más para pasarse a Mac. Un motivo menos para seguir con Windows.



(vía DiarioTI)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada