miércoles, 27 de diciembre de 2006

Censura en Internet

Es en lo que se traduce la nueva Ley de Impulso de la Sociedad de la Información. Ayer acababa el plazo para presentar alegaciones, en las que no tengo demasiada confianza tal y como ha hecho el Gobierno (este, los de antes y los que vengan después) en estos temas.

Más bien deberían llamarla Ley de vagos y maleantes, recuperando el espíritu de la antigua ley de 1933, pues es la consideración en la que nos tienen a los que usamos Internet: una pandilla de desocupados, delincuentes, pedófilos y piratas; y tienen que proteger a la sociedad (¿zoociedad?) de sus peligros. Ahora, en lugar de homosexuales, mendigos y prostitutas, la policía va a perseguir a los blogueros, usuarios de redes P2P y webmaster.

Por eso, pretenden aprobar una ley en la que no es necesario una orden judicial para cerrar una página. Basta con el informe pertinente de cualquier instancia de la Administración, en la que están incluídos hasta los concejales... e incluso los de urbanismo. La $GAE está ya haciendo palmas con las orejas.

Puedes leer más opiniones al respecto en el blog de Enrique Dans, en el blog de jorge Valín o en la página de la Asociación de Internautas (AI) entre otros. También tienes disponibles las alegaciones de la AI a la Ley. Buena suerte.


Noticias relacionadas


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada