miércoles, 31 de mayo de 2006

Pagar por los correos electrónicos

No es algo nuevo, yo ya lo había oído como una posible medida para parar el spam, pero ahora el Parlamento Europeo está estudiándolo de nuevo: aplicar un impuesto especial para los SMS y los mensajes de correo electrónico.

Es una idea propuesta por un eurodiputado (no voy a decir de qué Partido Popular Europeo es). La cantidad parece irrisoria: 0,00001 céntimos por e-mail. Pero para mi el problema no es por la cuantía (aunque si la multiplicamos por los millones de correos que se envían al día la cantidad no es nada despreciable). Lo preocupante es que se quiere considerar una fuente de financiación; ni siquiera para controlar el spam, sino para aprovecharse de que existe.

Vamos a ver: pagamos un precio astronómico por nuestras conexiones de banda ancha, a la que en breve habrá que sumarle el canon de la $GAE (y, si no, tiempo al tiempo). ¿Además tendremos que pagar por los correos?

Si esa es la forma de impúlsar la sociedad de la información, estamos apañados.

(fuente: Baquia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada