viernes, 30 de diciembre de 2005

Cierra el último fabricante de CD español

Esta ha sido la consecuencia real del pago del canon de la $GAE sobre CD y DVD vírgenes: ha conseguido acabar con las empresas del sector españolas ¡Toma ya! ¡y en sólo un par de años!.

El último mohicano se llama esta vez Bocsa, y entre otros motivos para su cierre destaca el encarecimiento del producto debido al canon: entre un 40% y un 60% adicional, tal y como indican en la memoria justificativa del cierre:

"las repercusiones derivadas de la implantación de este canon en septiembre de 2003 impactaron de manera contundente y definitiva en el desarrollo del negocio"
Esto hace muy difícil su comptencia con productos más baratos que provienen de otros países. Esos otros países tienen una mano de obra más barata (no hace falta decir nombres), o en ellos no hay ningún tipo de canon (como es el caso de UK, Irlanda o Grecia), por lo que la venta directa a través de Internet no está grabada por este impuesto (si la venta a mayoristas o minoristas, que se convierten en importadores y deben aplicarlo después). Si añadimos el nuevo mercado negro existente en torno a los soportes vírgenes, la consecuencia era fácil de prever ¿o no?

(vía Baquia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada