martes, 29 de noviembre de 2005

Acoso y derribo al top manta

El Ayuntamiento de Madrid, siguiendo el ejemplo de hace unas semanas del Ayuntamiento de Barcelona, a partir de la semana que viene podrá solicitar el DNI de los compradores del top manta, simplemente para citarlos como testigos (en un hipotético juicio que no sé si se llegará a realizar) y le requisará la mercancía comprada.

Moraleja: comprad los discos de uno en uno ;-)

No, en serio; no pretendo justificar lo injustificable. Las ordenanzas municipales de todas las ciudades y pueblos de España son muy claras respecto a la venta ambulante y la legislación española también es muy clara respecto a la venta de falsificaciones. El problema son los comentarios asociados a este tipo de noticias. Esta vez ha sido Pedro Calvo, Concejal de Seguridad, en una entrevista al diario La Razón (cito textualmente):

«Me permito recordar siempre que algunos de los imputados en el 11-M eran viejos conocidos de la Policía Municipal por practicar la venta ambulante en las calles»
Es decir, que la financiación del terrorismo internacional se debe a la venta de CD en el top manta, no al narcotráfico, al blanqueo de dinero, a los atracos, a las estafas, al tráfico de armas, a la trata de blancas o al proxenetismo.

Para acabar contra la venta ilegal de música (notad que evito deliberadamente usar el término piratería) el nuevo método consiste en ahuyentar a los compradores para que el negocio no sea rentable y desaparezca por sí mismo.

Yo sugeriría obligar a que la gente permanezca en sus casa para evitar que se les atraque en la calle o acabar para siempre con los matrimonios y noviazgos para eliminar la violencia de género.

Y para terminar, algo divertido: el CD de Pedro Calvo titulado: Vengo con la justicia. No lo he podido resistir.

(Fuente: Baquia)

1 comentario:

Publicar un comentario en la entrada